Páginas

.

.

martes, 25 de octubre de 2016

El amor vence al odio, ¿o se lo vence luchando?

Editorial - (*) A veces leo y escucho que algunos le hablan a los votantes de Macri, explicando que se perdió tal o cual derecho, que el presidente tiene cuentas offshore en Panamá y Bahamas, que hay más inflación que antes, que siguen pagando ganancias y muchos más también comenzaron a pagar, que volvió Niembro, que sacan los feriados puente...
Tengo malas noticias: los que votaron el cambio querían y quieren eso. Y lo gozan y celebran que nos vaya mal, aunque a ellos también los perjudique.
Hay mucha sed de venganza, incluso en "compañeros" de la clase trabajadora que se creen más que otro trabajador por el simple hecho de ganar $2 más. No hay que ser ingenuos, el amor no vence al odio. El amor es otra cosa y existe para otra cosa.
Al odio se lo vence luchando, no con caricias y besos, no con buenos modales y poniendo la otra mejilla. El odio no se transforma, al odio se lo extirpa. A esos personajes no se los persuade, no se los convence. Hay que hacerles sentir el rigor, para que sufran, para que se sientan vacíos y miserables (más de lo que ya son).
Hay que apartarlos, repudiarlos y odiarlos, sí, hay que odiarlos con todo el alma. Hay que exponerlos y hacerlos quedar como lo que son: idiotas útiles de los poderes reales, marionetas patéticas, loros de los medios masivos, esclavos que adoran el látigo del amo al que le lamen las botas.
Si piensan que con amor, y no con la fuerza de la lucha, los van a derrotar, la batalla está perdida otra vez y para siempre.
(**) Por esas y otras cuestiones en sintonía es que muchas veces discutí y fuerte con muchos peronistas que no terminan de entender que las flores son para quienes tienen la capacidad de percibir su aroma y no para todos porque más que buenos, terminan siendo estúpidos funcionales.
Desde que tengo uso de razón por vivir, ver y estudiar, es la primera vez en la historia que están tan expuestos los únicos modelos que existen, el que quieren los capitalistas y el que quieren los asalariados.
Desde el socialismo real (el de Alfredo Bravo y Jorge Rivas) vengo batallando desde mi adolescencia contra lo que pusieron sobre la mesa Néstor y Cristina.
Lo que me "cuesta comprender" es que siendo tan evidente y estando tan al desnudo todo, personas que cobran un sueldo le hayan dado la espalda al modelo que les dignificó la vida.
Jamás en mi vida le he brindado amor a quien no consideré digno de merecerlo, jamás en mi vida le he dado una caricia a quien me ha agredido, jamás en mi vida le he dado nada a quien me ha hecho mal, eso es de estúpido, no de comprensivo.
 ¿El amor vence al odio? Ahora que cuenten una de vaqueros, porque el odio está gobernando desde el 10 de diciembre a las 0.00 hs.... como lo hizo siempre salvo suspiros en la historia como Rosas, Yrigoyen, Perón, Néstor y Cristina.

(*) Marcelo Rivero, editor de InfoEnsenada y conductor productor del programa "En la otra vereda".
(**) Fabián Solari, editor del Proyecto Experimental de Comunicación y Difusión Delta 80, MPV y Delta 80 Noticias.